Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Skip Navigation Linksinicio > Prepara tu viaje > Guías de viaje

​​​​​​​​​​​​​​ ​​​​​Menorca, el paraíso submarino​​

​​ mapa ruta baleares


​Esta isla, Reserva de la Biosfera, te ofrece más playas y calas que Mallorca, Ibiza y Formentera​, las otras tres estrellas del archipiélago, juntas. Y atesora los 200 kilómetros de costa más exuberantes de España. No te cansarás de explorar sus fondos marinos. Palabra de buzo.​

​Estaciones Náuticas y centros de buceo

Quizá no lo sepas: en el barco puedes transportar todo tu equipo de buceo, incluidas botellas de oxígeno. Eso sí, llévalas descargadas. Y, otra pista, si te gusta el fondo del mar: Mahón, Ciudadela y Fornells presumen de estaciones náuticas con una oferta de ocio integral. Albergan centros de buceo, hoteles, restaurantes y empresas de alquiler de coches.

Contar con vehículo es básico para acceder a algunas zonas vírgenes o remotas (guárdanos el secreto). Pero, en el barco también podrás traer tu propio coche. Si no, alquilar uno resolverá el problema.​

1. Primera etapa: San Luis-S’Algar

A solo diez kilómetros al sur de Mahón se encuentra San Luis, el primer pueblo de España donde sale el sol. Hay un considerable número de apartamentos y hoteles para alojarnos. Si te atrae su estilo, puedes optar por los hoteles rurales SonTretze o Biniarroca. La capacidad es limitada. Conviene reservar antes. Las calas de Binissafúller, Biniancolla y Binibeca son de visita obligada. También la cala Rafalet, totalmente virgen. A cuatro kilómetros del casco urbano encontrarás el centro de buceo S’Algar Diving. Allí imparten cursos para todos los niveles.


bautismo de buceo​​

​Novatos

Si nunca has buceado, deberás ‘bautizarte’ en esta disciplina. En un curso introductorio de dos horas aprenderás los fundamentos básicos y el uso del equipo. Luego, en la playa cercana, vivirás tu primera inmersión.

PADI Open Water Diver

Es la puerta de entrada al submarinismo de cotas profundas. Te acredita como buceador de mar abierto en todo el mundo. Se requiere un certificado médico previo. El título habilita para bajar hasta 18 metros con un compañero sin supervisión. El Advanced Open Water Diver es el siguiente nivel. Permite inmersiones de hasta 40 metros.

Sugerencias para buceadores

Cueva de la Fuente de Agua Dulce. Inmersión entre S’Algar y Cala Rafalet. Una columna de agua dulce, bastante fría por cierto, aguarda al final de la cueva. Congrios y pulpos observan… 

La Catedral. Enorme cueva submarina situada en Cap d’en Font. Está iluminada por la luz solar y el azul turquesa del agua. Fascinante. 

El Campanario. La inmersión más espectacular, con una escenografía única de estalagtitas y estalagmitas.

2. Segunda etapa: Fornells

Treinta y cinco kilómetros separan San Luis del municipio de Fornells. Es un encantador pueblo de clara tradición marinera, con puerto pesquero y deportivo, casitas blancas y menos de mil habitantes. Percibirás un cambio en el paisaje. La costa es ahora agreste y rocosa: estamos en el centro-norte de la isla. Desde la Torre de Fornells hay una espectacular vista de la zona.

Comida y alojamiento

Si te gusta comer, estás de enhorabuena. Fornells es un templo de la cocina tradicional. La caldereta de langosta sabe aquí como en ningún otro lugar. En el centro, a tiro de piedra de la iglesia, tienes el restaurante Es Cranc. Si mientras comes deseas ver la actividad del puerto, otra opción es el restaurante Es Port. El municipio huye del turismo de masas. Por eso debe reservarse antes alojamiento. Hay un buen número de hostales familiares de calidad, apartamentos o aparthoteles.

Reserva Marina del Norte

Las aguas del norte de Menorca tienen el marchamo oficial de Reserva Marina.

Es de las últimas zonas vírgenes del Mediterráneo. Aprovéchalo para abrir bien los ojos debajo del agua. Hay dos centros principales de buceo. El Diving Center Fornells, y el centro de buceo Diving Menorca, situado en el Hotel Club Carema Playa​

buceo menorca​​

Sugerencias para buceadores

Isla de Porros. Es el límite norte de la reserva marina. Los buceadores más experimentados bajan hasta 30 metros para contemplar de cerca impresionantes meros y barracudas. 

Cuevas d’es Llamp.Visitarás cuatro cavernas iluminadas con contraluces espectaculares a 16 metros de profundidad. Mágico. Llosa del Patró Pere. Una de las más alucinantes inmersiones en toda la zona norte. Accesible además a todos los niveles, desde diez a 25 metros. De nuevo podrás asombrarte con meros de enormes dimensiones, doradas, barracudas y corvallos.

Playas: ver para creer

Hay una serie de calas y playas en la costa norte que no puedes dejar de ver. 

Cala Tirant. En algunas zonas se puede caminar hasta cien metros en el agua sin tener que nadar. Muy utilizada por windsurfistas por el viento de Tramontana. Lo mismo que la Playa de Ses Salines. 

Cala Pregonda. Puro espectáculo visual. Lo más parecido a un paisaje lunar. Mike Oldfield ilustró la portada de su álbum Incantations con una imagen de la cala. Mejor ver que describir. 

Cabo Cavalleria. Emblemática por su inconfundible faro. Alberga tres pequeñas y encantadoras calas de cómodo acceso.

3. Tercera etapa: Ciudadela

Otros 35 kilómetros separan Fornells de Ciudadela, segunda ciudad menorquina por población. Es el oeste de la isla. Te esperan calles estrechas y llenas de encanto, la catedral de Menorca y, por supuesto, su bellísimo puer​to. Aquí a veces es posible contemplar la espectacular rissaga, un fenómeno de oscilación del mar que hace subir de nivel a los barcos fondeados.

​Sugerencias para buceadores

Hay un buen ramillete de centros de buceo en Ciudadela. Entre ellos destaca la escuela Scuba Plus, asociada a la Estación Náutica de Menorca, y el Diving Center Ciutadella.​​

buceo menorca cueva

La Ruta de los Meros. Es una inmersión paralela a la costa, con una profundidad máxima de 18 metros. El objetivo es curiosear una multitud de pequeñas grutas en la que predominan los meros.

Pont d'en Gil. El santo grial para los amantes de las grutas. Se trata de una cueva de 200 metros de largo escondida bajo un puente rocoso. Congrios, gambas y ermitaños aparecen en medio de desfiladeros, estalagtitas y estalagmitas. Descenso a 18 metros.

El submarino. Una gigantesca roca sumergida cuya proa se asemeja a la de un submarino nuclear. Recorrido también de grutas y cavidades a una profundidad de 22,5 metros.

Francisquita. Un viaje alucinante solo para los más experimentados. Visita a un carguero español hundido en 1952. Reposa en un fondo rocoso habitado por congrios.

Malakoff. También para buzos expertos. En este caso, se observan los restos de un barco francés que naufragó en 1929 tras una colisión con otra embarcación provocada por la niebla.

Tres calas para disfrutar

Cala Turqueta. Una de las más famosas de Menorca por sus aguas azules y su fina arena. Tienes que llegar en coche, dejarlo en el aparcamiento de la playa y caminar diez minutos para llegar.

Cala Macarella. Imperdonable perdérsela. Muy cerca de la anterior, a menos de diez minutos andando. Ambas rivalizan en belleza.

Cala Galdana. Con un ambiente familiar, se pueden alquilar embarcaciones para dar un paseo, ver gran parte de la costa y hacer snorkel, claro. ​

todas l​as guías
​ 
​​